Principal        Finanzas Personales        Pequeños  Negocios        Videos  
 
¿Necesitas más dinero en tu cheque de pago?

Conoce cómo cambiar la forma W4

Si te ofrecieran colocar un 10% de tu sueldo en una cuenta de ahorros que al final del año te devolviera el capital sin intereses, que además tuvieras que pagar por calcular cuánto es tuyo y esperar entre 4 y 6 semanas por él, ¿te parecería buen negocio? Seguramente responderás que no, pero te sorprenderá saber que miles de personas hacen esto cada año…

Elianne E. González (© Copyright 2005, Power Content Inc.)

Enero es uno de los meses más atareados de los preparadores de impuestos porque miles  de personas acuden a preparar sus declaraciones de modo de recibir su reintegro del impuesto lo antes posible. Muchos contribuyentes ni siquiera se percatan que lo que en realidad están recibiendo es dinero que han pagado de más durante el año al Servicio de Rentas Internas (IRS) y que esta entidad se los “guarda” por un año - o más - antes de devolvérselos sin que ellos reciban beneficios o intereses... 
Exactamente. Muchas personas no se han dado cuenta que el tan esperado reintegro del impuesto es su propio dinero; cierto que algunas personas reciben dinero adicional gracias a los créditos fiscales que el código de impuestos favorece cada año, pero no todos reciben reintegros gracias a los créditos (para empezar hay fuertes limitantes respecto a los ingresos totales máximos que pueden tener además de otros requisitos).
Si estás entre los contribuyentes a los que se les retiene (withheld) impuestos por encima de su responsabilidad fiscal cada año, te interesará saber que puedes ajustar esas retenciones de modo que sean suficientes para cumplir con tus obligaciones, pero no tan altas que tengas que hacer malabarismos financieros cada día de pago.
Inclusive muchos contribuyentes terminan usando sus reintegros del impuesto para cancelar saldos de tarjetas de créditos o préstamos a los que tuvieron que recurrir porque no les alcanzaban sus ingresos regulares. ¡Qué ironía!, pagar cuentas a final de año por las cuales nos cargan intereses todo el año (¡de hasta un 19%!) cuando podríamos usar nuestro propio dinero en vez de pedir prestado.
Aunque las ventajas de poder disponer de su dinero durante el año son bastante obvias, muchas personas dudan en hacer el cambio porque sienten que si ven más dinero en el cheque de cada quincena, simplemente lo gastarán y se diluirá. Si eres uno de los que usa el IRS como único método de ahorro, estas perdiendo de ganar al menos un 3% anualmente - el correspondiente a la inflación - y otro 2-3% que pudieras recibir con simplemente pasar ese dinero todas las quincenas a una cuenta de ahorros, como mínimo.
Si a este cálculo sumamos que muchas personas dejan de aportar a los planes de beneficios que les ofrecen sus empleadores como el 401(k) porque se ven cortas de ingresos mensuales, es posible que también pierdan de ahorrar para la jubilación libres de impuesto y sin el beneficio que te da el empleador cuando ellos aportan a tus planes (matching funds). Cada vez se hace más interesante poder cambiar la cantidad de exenciones de retenciones mensuales y aprovechar el dinero adicional en alguno de estos instrumentos de ahorro o para evitar caer en deudas.

¿Cómo puedes llenar o cambiar una planilla W4?
Cuando empezamos un trabajo, una de las planillas que debemos rellenar con el departamento de recursos humanos de la empresa es el formulario del IRS llamado W4. Con este formulario estás dando instrucciones a tu empleador para retener la porción del impuesto sobre la renta (federal tax) de tus sueldos y salarios de modo que cumplas con la premisa de pagar tus impuestos a medida que produces ingresos (pay as you earn).
Es requisito del IRS que todos los empleados llenemos un nuevo formulario W4 cada año, antes del 15 de febrero. No siempre se hace; a veces los cambios de sueldos o deducciones no varían mucho de año en año y las personas se “olvidan” de hacer los ajustes. En estos casos los empleadores pueden seguir haciéndole retenciones basándose en la última forma W4 válida que tengan en archivo o pudieran cambiarlas al estándar de mayor retención: soltero sin exenciones, o con cero exenciones. La planilla para el 2006 está disponible en el sitio Web del IRS: http://www.irs.gov/pub/irs-pdf/fw4.pdf.
El empleador está en la obligación de mantener la planilla firmada por el empleado en sus archivos a menos que las retenciones declaradas por el empleado sean mayores de 10 y en tales casos deben enviarlas al IRS. 
El número de exenciones declaradas en el formulario W4 no siempre coinciden con las utilizadas en la declaración anual definitiva de rentas, pero se basan en los dependientes que declaramos cada año. De igual modo, cuando rellenas este formulario ya tienes una idea de bajo qué estado civil vas a declarar, por lo que debes rellenar esa una sección con el estado civil correcto de tu información fiscal.
Como el estado civil de soltero se presta a recibir menores deducciones fiscales que el de casado, muchas personas declaran retenciones bajo el estado civil soltero pese a estar casados para que les retengan más dinero cada mes. Tienes a tu disposición las tres casillas: solteros, casados o casados con retenciones como solteros (Married, but withhold at higher Single rate).

¿Te preguntarás quienes desean que les retengan más de lo que regularmente deberían? ¿No es este artículo precisamente sobre lo contrario? La respuesta es que algunas personas producen ingresos adicionales, aparte de su sueldo, y desean pagar la parte de esos impuestos de sus ingresos fijos. Les parece más sencillo que estar calculando estimaciones de impuestos y enviarlas trimestralmente (los formularios 1040ES).

Volviendo al objeto del artículo que es reducir las retenciones, es posible usar el estado civil de soltero para declarar fiscalmente como jefe de familia o para declarar como viudo calificado, según sea el caso. Lo importante es que se ajusten las exenciones de las retenciones permitidas según cada caso ya que por cada una que tengas, el dinero que van a descontarte mensualmente de tus impuestos se hace menor. El objeto entonces es poder incrementar ese número de exenciones a las retenciones permitidas y llevar al mínimo el dinero a descontarte.

Ajustar el número de es bastante sencillo y además tienes instrucciones en el mismo formulario (solo tienes que entregar la porción inferior de la planilla al empleador, la otra queda para tus archivos). Para 2006 los empleadores podrán hacer entrega a sus empleados que hablen español de un formulario W4 en español, según indica la página Web del IRS. La forma W-4(SP), o Certificado de Exención de la Retención del (la) Empleado(a), va acompañado de instrucciones en español publicadas en el folleto Publication 579SP, “Cómo Preparar la Declaración de Impuesto Federal”.

De igual modo la página Web del IRS ofrece un estimador de exenciones de retenciones que va acompañado de un folleto, la Publicación 919, How Do I Adjust My Tax Withholding?¿Cómo ajusto mis retenciones de impuestos?;  puedes probar de usarlo en http://www.irs.gov/individuals/article/0,,id=96196,00.html.

Tendrás una exención (a la retención) permitida por cada miembro de tu familia que sea dependiente tuyo, por tu persona y por tu cónyuge, mientras el/ella no tenga un trabajo adicional. Si tu pareja trabaja, no lo incluyas entre las retenciones permitidas; el o ella deberá rellenar una planilla W4 aparte y en tal caso no podrá usar las mismas personas que tu uses para sus exenciones permitidas (allowed retention exeption).

Al número de exenciones permitidas que acumules según la cantidad de dependientes que tengas podrás agregar otras adicionales de acuerdo a tres factores diferentes:

  • Si vas a pagar gastos de cuidados de dependientes o de tus hijos (child o dependent care) de al menos $1500 y vas a deducir éstos del impuesto, te otorgan una exención permitida adicional.
  • Si eres jefe de familia (head of household) te permitirán usar una exención extra.
  • Si eres elegible para Crédito por Hijos (Child Tax Credit) puedes multiplicar por dos cada uno de los hijos que califican para este crédito (aquellos menores de 17 años para final del año fiscal) si tus ingresos son menores de 55 mil dólares (soltero) o 82 mil para los casados. Si tus ingresos son mayores, usarás una exención adicional por crédito de hijo.

Por ejemplo, un jefe de familia que gana 50 mil dólares, con dos hijos menores de 17 años, por los que puede recibir el Crédito por Hijos y por quienes va a reclamar gastos de cuidados (daycare) podrá tener un total de 10 exenciones de retenciones permitidas. Contaremos: una por el contribuyente (1), una por ser jefe de familia (1), una por cada dependiente hijo (2), dos por cada crédito por hijo (4) y una por cada hijo (2) sobre el cual reclame cuidados de daycare.

¿Cómo calcular cuánto deberás pagar anticipadamente sobre tus ingresos del año?

Para saber cuanto te retendrán de impuestos federales los empleadores utilizan unas tablas que permiten calcular cuánto deberán apartar (withheld) en el año según lo que ganas, tu estado civil y el total de tus retenciones permitidas declaradas en el formulario W4. Una versión inicial de estas tablas que regularmente son parte de la Publicación 15 (Circular E), está  disponible en el sitio del IRS: http://www.irs.gov/pub/irs-pdf/n1036.pdf.

Recuerda que el monto exacto a retener de tu sueldo va a ser calculado por tu empleador; estas tablas pueden servirte de guía pero no olvides que eso no te garantiza que con lo que te retengan así quedes exactamente “tablas” o cumplas con tus obligaciones fiscales.

Hay algunos otros factores que van a influir en el monto final que será tu responsabilidad fiscal para cuando el año fiscal termine, como por ejemplo si haces deducciones desglosadas y si tienes otros elementos que ajusten tus ingresos, como aportes a cuentas de 401(k) o cuentas de retiro, pero en general puedes minimizar el la diferencia entre el calculo total de impuestos y el monto del reintegro que recibirías.

También puede darse el caso que por el monto de tu sueldo y la cantidad de exenciones que dispongas no estás obligado a que te hagan retenciones de impuestos. Si este es el caso hay dos preguntas en la planilla W4 que debes responder sobre si estas o no en derecho de que no te retengan impuestos federales durante el año. Si este es tu caso recuerda que debes entregar la planilla al empleador antes del 15 de febrero y que de todos modos seguirán descontándote los impuestos de nómina o aportes al Seguro Social y Medicare.

Consulta con tu empleador si te pueden adelantar alguno de los créditos fiscales

Por ultimo, si eres recipiente de los créditos fiscales por hijo y por trabajo realizado –en inglés Child tax credit y Earned Income Tax Credit (EIC) – puedes hablar con tu empleador para que en lugar de esperar a recibir estos créditos al final del año con la declaración definitiva de impuestos, recibas una porción del o los crédito(s) distribuida en el transcurso del año.

Esto conlleva un riesgo. Si al final del año resulta que no eres elegible para los créditos, tendrás que devolver el dinero que te han adelantado y es posible que termines pagando impuestos. Por esta razón, la mayoría de los empleados que esperan recibir estos créditos, los dejan tranquilos hasta hacer la declaración definitiva. Se hacen la idea de que reciben un bono…

 

Copyright © 2008 Power Content Inc.